YA NO SE PODRÁN INICIAR LOS TRABAJOS CON EL SOLO REGISTRO DE PLANOS

Compartir



Desde enero es obligatorio comunicar la fecha exacta del inicio de una obra

obreros trabajando en una construccion

En efecto, no se puede comenzar con las tareas de demolición y excavación hasta que la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras (DGFyCO) lleve a cabo las inspecciones correspondientes.

Desde el 16 de enero pasado por resolución de la Agencia Gubernamental de Control del Gobierno de la Ciudad y con el objetivo de asegurar la aplicación de la ley 3562, toda demolición y excavación que se realice en la ciudad de Buenos Aires requiere la presentación ante DGFyCO (Perón 2941) del plan de trabajo con las fechas en que se realizarán esas etapas.

La importancia del cambio obedece a que anteriormente, toda obra nueva se registraba en la Dirección General de Registro de Obras (DGROC) sin determinar su fecha de inicio. En la práctica algunas construcciones se iniciaban meses después de su registro, por lo que la DGFyCO no contaba con la información del comienzo de la ejecución de las etapas de demolición, excavación o submuración, las más críticas de la obra.

Con la nueva Resolución, para poder comenzar una obra, el profesional debe presentar ante el organismo de control la siguiente documentación:

  • Planos registrados en la DGROC
  • Certificado de Cobertura correspondiente a la póliza de responsabilidad civil específica por los daños que la obra pudiera ocasionar a terceros-.
  • Plan de Trabajo en el que consten las fechas de las etapas de obra en las que corresponderá efectuar las inspecciones establecidas por ley, las que se desarrollarán de acuerdo a los siguientes criterios:

Demoliciones

Previo a la fecha de inicio de los trabajos, el profesional responsable solicitará la inspección correspondiente a la DGFyCO, con una antelación desde 5 y hasta 30 días hábiles. No se podrán iniciar las tareas hasta que se lleve a cabo dicha inspección.

Excavaciones

Hasta 4 m de profundidad: se realizará solamente una inspección al alcanzarse el 10% de ejecución de los trabajos.

A profundidad superior a 4 m: requerirá de dos inspecciones, la primera cuando se alcance el 10% de la ejecución de los trabajos y la segunda, cuando se llegue al 50% de los mismos. Será obligatoria la presencia en la obra del representante técnico del excavador y/o constructor debidamente matriculado y habilitado.

En ambos casos el profesional responsable informará a la DGFyCO el inicio de la obra y las fechas en que se prevé alcanzar esos avances.

La Resolución igualmente aclara que “las inspecciones puntuales que se lleven a cabo en las obras durante las etapas de demolición y excavación, solamente podrán determinar el estado de los trabajos en el mismo momento de su realización. En ningún caso reemplazarán o compartirán la responsabilidad de quienes tienen la obligación de ejecutar y/o controlar dichas actividades a lo largo de todo su proceso”

RESULTADO DE LAS INSPECCIONES REALIZADAS A OBRAS REGISTRADAS EN LA PRIMERA ETAPA DE LA APLICACIÓN DE LA LEY 3562, en el operativo desarrollado entre el 1 y el 20.12 .2011

En dicho período se inspeccionaron un total de 397 obras en etapa de demolición, excavación o llenado de la primera losa.

En el 70% de las mismas , no se observaron irregularidades

En el 28,5% , (113 obras) se detectaron irregularidades. En todos estos casos se trató de faltas leves y fueron subsanadas previo a la segunda inspección.

En el 1,5% (5 obras) se procedió a la clausura inmediata, por los siguientes motivos:

  • Falta de documentación.
  • Falta de protección o defensas requeridas.
  • Diferencias entre la documentación y la ejecución de la obra.

La distribución por barrios de las obras inspeccionadas fue la siguiente:

  • Caballito 30%
  • Palermo 25%
  • V. Urquiza 18%
  • Belgrano 15%
  • V. del Parque 8%
  • Otros 4%

CAPACITACIÓN PARA INSPECTORES Y PROFESIONALES

El Director de Fiscalización y Control de Obras, Arq. Mario Boscoboinik, explicó que para focalizar el trabajo de los inspectores se analizaron las causales de accidentes de acuerdo a su gravedad y frecuencia. De esta manera se determinó que el 50 % de los accidentes de obra se produjeron al inicio de los trabajos, sobre todo en los muros medianeros existentes. Un 30% de los accidentes ocurrieron durante la etapa de ejecución de la estructura y el 20% restante correspondió a diversas causas en otras etapas de obra.

Esto permitió elaborar un diagnóstico para determinar la frecuencia y oportunidad de las inspecciones. De esta manera, se determinaron tres niveles de criticidad en obras: rojo, amarillo y verde. Rojo corresponde a las etapas iniciales, demolición, excavación y losa sobre planta baja, donde suele trabajarse sobre medianeras existentes. La frecuencia de las inspecciones será alta.

El estado amarillo se refiere a la ejecución de la estructura en elevación hasta su finalización, previéndose una frecuencia media en las inspecciones.

En el estado verde, que corresponde a la albañilería, pintura y terminaciones en general se reducirá su frecuencia.

De esta manera se optimizará el trabajo de los profesionales de la Agencia Gubernamental de Control.

Boscoboinik también señaló que se están dictando cursos de capacitación de las etapas críticas de obra para actualizar la formación de los inspectores. Asimismo en los próximos meses se realizarán una serie de jornadas informativas dedicada a los profesionales de la construcción para que se conozcan los casos y causas de los accidentes. En los relevamientos de riesgo que efectuaron los profesionales de la DGFyCO, se tomaron como base los acontecimientos registrados en Buenos Aires y en diversas ciudades del país y del exterior. La meta es aumentar el conocimiento y la conciencia sobre las causas más frecuentes de accidentes de obra.

Ver Demioliciones y excavaciones

Ver vídeo

Inspectores y Verificadores
Inspectores y verificadores



Si detecta alguna irregularidad
haga aquí su denuncia
Inspectores y verificadores